Conoce a la OADiagnóstico y TratamientoRecursos de apoyoVivir sin dolor

Cuidados ante la contingencia

Algunos de nuestros hábitos, rutinas y actividades han tenido que cambiar, pero es importante que conserves el apego a tu tratamiento y mantengas controlada a la osteoartritis. Aquí te compartimos algunas recomendaciones que puedes seguir en esta nueva realidad.

Cuidados ante la contingencia

Asiste a tus consultas regulares

Hoy existen diferentes herramientas como la teleconsulta que te pueden ayudar a recibir atención médica y mantener la comunicación con tu profesional de la salud. ¡No descuides tu tratamiento!

Actividad física 27

Es muy importante que continúes con ejercicios de activación física para minimizar el dolor en las articulaciones, una vez que está relacionado con una mayor cantidad de cartílago y menos defectos en el mismo y en la actividad antinflamatoria.

¡Atención a tu dieta!28

  • Evita las grasas saturadas, derivadas de mantequilla, manteca y carne.
  • Evita las grasas trans, se encuentran en algunas comidas rápidas,
    productos procesados y alimentos chatarra.
  • Disminuye tu consumo de azúcar, ya que se asocia a sustancias químicas
    que inducen la inflamación y pueden resultar en sobrepeso.

Prepárate para tu consulta

 

Es importante que trabajes y entables un diálogo de confianza con tu médico, de manera que juntos puedan evaluar la mejor opción de tratamiento.

El experto te hará preguntas sobre tus síntomas y te examinará a través del examen físico. Buscará abultamientos óseos, así como inflamaciones y crujidos en la articulación para verificar la forma en que se mueve la articulación y la estabilidad de ésta.

La comunicación entre médico y paciente es esencial para optimizar el tratamiento y obtener mejores resultados que favorezcan tu actividad en el día a día.

Si no entiendes algún término o cualquier otro aspecto de la enfermedad durante tu consulta, no dudes en preguntar

Jamás sientas miedo ni vergüenza de haber tomado incorrectamente tu medicamento, temor a un ajuste de dosis, a dar más información sobre tus síntomas o hacer más preguntas sobre tu tratamiento, ya que podría derivar en efectos secundarios o influir en el control de la enfermedad.